Tipos de anís



Oímos hablar de anís y ya nos estamos imaginando la botella de anís en la estantería del bar o en el mueble bar de casa. Y tendemos a simplificarlo tanto que pensamos que es así de sencillo, el anís es esa botella de forma cilíndrica con la superficie de vidrio en forma de relieve con pequeños cuadrados que podríamos definir como ajedrezado.
Sin embargo nos acercamos a la balda de anises de un establecimiento especializado y nos llevamos una gran sorpresa: encontramos anís seco, anís dulce, bebida espirituosa anisada… y si continuamos con los sambuca, ouzo y rakis que llegan de otros países la confusión se amplía.
Incluso cuando buscamos información en internet sigue resultando difícil aclararse porque la clasificación de los tipos de anís es confusa y, en algunos casos, se pueden solapar unos tipos de anís con otros y pueden ser denominados de dos formas distintas.
Tras pasar un rato podemos llegar a averiguar que cuando el licor elaborado por aromatización de un alcohol con aceites esenciales de semillas de anís tiene más de 15 grados se denomina Bebida espirituosa anisada, y sólo cuando el licor tiene más de 35 grados de alcohol recibe el nombre de Anís. Parecen muchos grados pero así han sido siempre los anises, compensando muchas veces ese alto grado con una gran cantidad de azúcar.
A partir de aquí la cosa se complica para los anises porque en función de su forma de elaboración distinguiremos dos tipos de anises. Si elaboramos el anís destilando las semillas de anís con una mezcla de agua y alcohol el resultado será Anís destilado. Si lo elaboramos diluyendo en alcohol los aceites esenciales previamente destilados de las semillas el nombre que recibirá será Anís en frío o, simplemente, Anís.
Y estos anises en función de alcohol y azúcar tienen una variedad de clases:
Anís extraseco: graduación entre 45 y 55, menos de 50 gramos de azúcar por litro, aceites esenciales de 1,75 a 3 gr/litro. Mucho alcohol, muy poca azúcar, muchos aceites esenciales.
Anís seco: graduación entre 35 y 45, menos de 50 gramos de azúcar por litro, aceites esenciales de 1,5 a 2 gramos.
Anís semidulce, graduación entre 35 y 45, azúcares de 50 a 260 gr/litro, aceites de 0,75 a 1,5 gr/litro.
Anís dulce, graduación entre 35 y 40, azúcares superiores a 260 gr/litro y aceites esenciales de 1 a 1,5 gr/litro
Anís escarchado, bebida con graduación entre 35 y 45 y cuyo contenido en azúcares alcanza la sobresaturación presentando azúcar cristalizado en las ramas de vegetales que sirven para tal fin.
Si hasta aquí hemos conseguido entendernos ahora tenemos que añadir las denominaciones de anís en función de su origen geográfico: Anís español, Anís paloma, Hierbas de Mallorca, Hierbas Ibicencas, Cazalla, Chinchón, Ojén, Rute. También las de fuera de España: Évora Anisada en Portugal, Janezavec en Eslovenia, Ouzo en Grecia con las variedades de Ouzo de Mitilene, Ouzo de Plomari, Ouzo de Kalamata,…
Y con todo este lío en la cabeza nos preguntamos: ¿con cuál de estos anises elaboramos pacharán? 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...