Mojito de pacharán

Esta noche estoy disfrutando en casa escuchando música y tomando mi pacharán navarro a sorbitos, como a mí me gusta. Hoy lo noto muy refrescante y es que he decidido preparármelo de una forma veraniega para brindar por el fin del verano: es 21 de septiembre, mañana comienza el otoño.
Dando un sorbo recuerdo cómo durante las vacaciones por las noches veía por todas partes a la gente tomando mojitos. En las terrazas de las zonas playeras, en las ciudades, en las discotecas... este verano todos los bares tenían un buen manojo de hierbabuena para preparar mojitos, sin duda la bebida del verano.
Muchos bares tenían ya preparados vasos en fila con abundante hierbabuena dentro: me recordaban a las cafeterías de barrio que tenían los platillos con la cucharilla y el azucarillo preparados en filas sobre la barra, seguros de que los necesitarían durante la hora del desayuno.  Pides un mojito y el camarero coge uno de los vasos, lo llena de hielo picado y luego rellena el vaso con un preparado de una garrafa. Máquina registradora, ticket: 6 euros. No está nada mal el negocio.
Lo probé en una terraza durante las vacaciones. Veo en mi mesa el vaso lleno de hielo machacado, hojas de menta y líquido amarillo. Lo huelo y por lo menos compruebo que la menta estaba fresquísima: el olor es tan intenso que no huelo a otra cosa. El vaso lleva una pajita y la uso para dar un primer sorbo. Sabor dulzón, acidez del limón y ni rastro de ron... a ver si se ha equivocado y me ha sacado el vaso de algún niño... Sigo sorbiendo buscando el ron aunque sólo encuentro azúcar y cada vez me sabe más dulce... y en ello estoy, en encontrar rastro del ron, cuando empiezo a sorber aire entre los hielos con el típico sonido de sorbido (sbrsbrsbrsbrrrrr). Vaya, qué poco dan de sí hoy en día 6 €.
En el resto de la terraza no parecen compartir mi frustración, la gente continúa dando sorbitos de vez en cuando hasta que en la copa sólo quedan las hojas de la menta. Quizás insisten en la búsqueda del ron o, seguramente, están tratando de alargar los 6 € con el agua deshelada sabor a menta.
Hoy despido el verano con una copa de mojito al estilo navarro: con pacharán. Lo preparo a mi gusto. El hielo lo pico directamente en la bolsa: siempre congelo el hielo en bolsas porque no lo uso demasiado y si lo hago en cubiteras suele coger aromas muy extraños. Pongo la bolsa entre dos trapos y machaco con un cazo unos cuantos cubitos. Con la tijera corto el plástico y pongo en el vaso el hielo picado. Tengo un tiesto con hierbabuena en el balcón  porque me gusta tener hierbas aromáticas a mano, también tengo tiestos con perejil, tomillo, romero y cebollino. Cojo unas hojas de hierbabuena fresquísimas, como huelen mucho uso sólo dos hojas que antes estrujo con los dedos. Añado el pacharán navarro dejándolo caer sobre las hojas de menta, con él cubro hasta la mitad del hielo. Y luego lo completo con el zumo de lima sin azúcar (el pacharán ya tiene suficiente azúcar, por lo menos para mi gusto). Me queda muy bonito, el fondo rojo pacharán (como tiene azúcar es el líquido más denso y se queda al fondo), encima amarillo lima, las hojas verdes entre el hielo... aunque enseguida lo dejo con un bonito tono rojo porque me gusta agitarlo con la pajita antes de beberlo.
Y así despido el verano, tomando mi refrescante pacharán navarro a pequeños sorbos... como a mí me gusta.

Otros combinados con pacharán:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...