¿Hay que esperar a la primera helada para recoger las endrinas?

Es curioso lo que uno aprende leyendo recetas para hacer pacharán. Acabo de encontrar una en la que dicen que hay que esperar a las primeras heladas para recoger las endrinas: por lo visto no hay que cogerlas antes porque no saldrá un buen pacharán.
No es nuevo esto, ya lo había oído varias veces aunque nunca lo había visto escrito. Y, como todos los mitos urbanos, este agro-mito también merece una reflexión.
Es curioso fiar a la climatología nuestro pacharán casero. Primero porque, en función de dónde vivamos, nunca hiela. Segundo, porque con el cambio climático cada vez hay mayor temperatura en septiembre, octubre y noviembre y cada vez hay que esperar más tiempo para que bajen las temperaturas. Tanto que hay años que llegan las navidades y todavía no ha llegado la esperada primera helada en zonas en las que antes hacía frío. Y claro, los de la receta sin hacer pacharán, supongo.
Entonces, ¿no es cierto? Yo creo que en realidad es como una metáfora de esas que abundan en los textos religiosos y que, como aquellas, no debemos aplicarlo literalmente sino interpretarlo. Y lo que nos dice es simplemente que tenemos que esperar mucho a recoger las endrinas para que su acidez y astringencia se hayan suavizado. Esperar a que llegue el mes de octubre, porque es una fruta de otoño. Y seguir esperando sin miedo a que venga una helada porque la primera helada no tira las endrinas, todavía se mantienen en el arbusto.  Así que no tenemos que tener miedo a que hiele antes de que las recojamos. Ningún miedo a esperar a noviembre para recogerlas, algo necesario en todas las zonas que se encuentran por encima de los 600 metros de altura.

Pero atención: se trata sólo de no tener prisas por miedo a perder la cosecha por una helada, nunca de esperar a que caiga la primera helada… que lo mismo llega la primavera y nos hemos quedado sin hacer pacharán.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...