Pacharán comercial: las catas del blog


Hasta ahora en el blog nos hemos dedicado a tratar de aclarar muchas cosas que nos interesan a los pacharaneros: cómo elaborar un buen pacharán casero, el por qué de las cosas que ocurren cuando lo elaboramos o conservamos en casa, qué es un anisado y cómo elaborarlo… Vamos, que hemos dejado de lado el pacharán comercial y nos hemos dedicado a nuestro pacharán casero.
Sin embargo en realidad todos los pacharaneros bebemos más pacharán fuera de casa que en nuestro hogar y, por ello, bebemos más pacharán comercial que casero. Porque a nosotros no nos engañan: sabemos que lo que nos ofrecen en muchos bares y restaurantes como casero no es más que pacharán de garrafa, hecho en un polígono industrial sin ningún cariño ni cuidado ya que nadie verá nunca ni la marca ni el nombre de quien lo elabora.
Y el caso es que si bebemos más pacharán comercial que casero… ¿por qué no hablar de él en elblogdepacharán? Y mejor aun que hablar de él, ¿por qué no probarlos?
Así que allá vamos. Compraremos botellas de diferentes pacharanes y los probaremos. Intentaremos ser críticos pero sin criticar demasiado, y hacerlo de la forma más objetiva que podamos… pero entenderéis que cada uno tiene su gusto y también nosotros estaremos influidos por el nuestro: nos gusta el buen pacharán y, por ello, seremos claros cuando alguno no nos parezcan buen pacharán.
Probaremos distintos tipos de pacharanes: pacharanes navarros, elaborados bajo la Indicación Geográfica que los ampara en Navarra. Pacharanes genéricos elaborados en otras zonas, algunas de ellas de muy poca tradición pacharanera. También probaremos esos pacharanes que utilizan botellas con las que tratan de imitar a un pacharán casero y veremos qué nos encontramos dentro. Y hasta nos atreveremos con esos licores de frutas que denominan licor de endrinas y que hay quien hace pasar como pacharanes para engañarnos… vendiéndonos a precio de copa o botella de pacharán aquello que tiene la misma calidad y cantidad de fruta que un licor de melón o plátano.
Y siguiendo la costumbre del blog trataremos de razonar relacionando aquello que nos encontremos con la información de la etiqueta… porque sí, haremos las catas a botella vista. Y es que consideramos que eso de las catas ciegas está sobrevalorado, y seguramente estará muy bien para concursos y clubs de vinos pero lo que nosotros queremos es simplemente saber si un pacharán nos hace disfrutar, no ordenar cuatro pacharanes de mejor a peor ni ponernos a prueba para ver si somos capaces de acertar sus marcas.

Así que nada, mantente atento que en seguida lanzaremos la primera cata.

Catas realizadas (accede pulsando en el texto)

                 Pacharán Mos de Pas: lo barato sale caro
                 Pacharán Etxeko: cuando bien no es suficiente
                 Pacharán Ruavieja: un gallego en La Mancha

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...